10 de octubre de 2011

"Respira"

"Respira" murmuraste en mi oído, y pude oír como una bandada de gaviotas batía sus alas en el horizonte.
Mantuve los ojos cerrados por un segundo y sonreí, agradeciendo a las miles de pestañas que por fin habían concedido el deseo que ahora se cumplía frente a mis ojos.
Percibí como nuestros corazones se unían, los mismos que hubiesen conformado una melodía totalmente disonante en el pasado y ahora latían al compás, componiendo una armoniosa música.
Sentí en mi pupila arder un pequeño resplandor, el que llamaba la atención, el delicado, simple, pero frágil por sobre todo, el que volvía bello a cualquiera, y le otorgaba ternura a cada fotografía que protagonizáramos, aquél resplandor que brillaba en los ojos de los enamorados.
Sospechaba que no me esperaría un futuro muy agradable pero no, no haría nada para cambiarlo. Era lo justo, porque en aquél momento, tan enamorada como estaba, hubiera dado todo por ti: podrías haber jugado a tu antojo conmigo. 
"Respira" murmuraste en mi oído,  pero... ¿cómo pretendías que lo hiciera estando tú tan cerca mío? 

9 comentarios:

  1. Se te va el corazón cuando te enamoras!
    Me encantó, sin ddua,e scribes muy bien :D

    ResponderEliminar
  2. Esa sensación es muy extraña a la vez que adictiva, me encanta :$

    ResponderEliminar
  3. Precioso, lo que importa es que vivamos el momento que tenemos y entonces no importa lo que pueda pasar, al final habra valido la pena :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Que hermoso! Me encanto :)
    Un beso grande. Que estes bien

    ResponderEliminar
  5. Un relato realmente dulce! Me gusta lo que voy leyendo por tu blog, así que con permiso volveré pronto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo respirar tranquilamente es una situación así?
    Sí tu amor está a tu lado, es imposible mantener la calma, es imposible no pesar "te quiero".

    Me gusta bastante lo escrito ^^.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Que bonito, por favor.
    Me encanta la historia de estos enamorados y el final: " "Respira" murmuraste en mi oído, pero... ¿cómo pretendías que lo hiciera estando tú tan cerca mío? "
    Te expresas de maravilla y me dejas sin palabras

    ResponderEliminar