8 de junio de 2011

Cielos, el crepúsculo se avecinaba cada vez con más intensidad. Los escépticos no me creerán cuando les confiese porqué la apariencia del cielo me aterra de cierto modo tangible, levanto la vista a éste y me muerdo el labio casi sin pensarlo. Los manchones púrpuras y rojizos no pueden significar otra cosa más que mi ruina.
Todas las veces que había caído, el cielo cuadraba justo de éste absurdo modo. 
¡No podía aceptarlo! Cuando el atardecer se agotase, mi vida se iría con él. Debería exprimirlo a más no poder, debería exprimir sin dubitar esos aterrantes cálidos colores. Rojo, rojo por todas partes. Sabía que algo malo se avecinaba y sin embargo, sabía que tenía que mantener la frente en alto a todo momento y no perder ni por un minuto la esperanza. 

Nos encontramos cerca de aquella farola que realmente sería útil en unas horas, cuando todo yazca en la oscuridad. Te esperé, como de costumbre, con el peso de mi cuerpo reposando en mi pie derecho y fumando un cigarrillo, la espera parecía más corta y el tabaco realmente frenaba mi ansiedad, aunque nada podía del todo con ella. De un momento a otro, te decidiste a aparecer.
— Perdona, se me ha hecho tarde... tú sabes, el tráfico es tremendo a éstas horas.
— Claro... claro... — susurré algo inquieta. Realmente me aterraba decirle cualquier cosa, en éste contexto las cosas se confundirían. Me pregunto cómo nos veríamos desde lejos, qué pensarían los transeúntes acerca de esta escena. Pareceríamos una pareja... pero no eramos más que dos desconocidos que intentaban hallarse.

5 comentarios:

  1. Anónimo20:22

    Por como escribis, tenes pinta de tener tetas grandes :)

    ResponderEliminar
  2. que bien que escribis caro la puta madre, me encantó.

    ResponderEliminar
  3. Es hermoso. Bravo. Te sigo sin pensarlo dos veces.

    Un beso,
    Jan.

    ResponderEliminar
  4. Muchisimas gracias por el comentario! :)
    un besazo!

    ResponderEliminar
  5. El primer comentario que he leído: LOL!

    Hola =).
    Bonita historia, me ha sugerido a una frase que escuche cierta vez en una película.
    "El cielo se ha teñido de rojo, esta noche se ha derramado sangre" (Señor de los anillos).
    Me seguiré pasando por aquí.
    Saludos =).

    ResponderEliminar