22 de mayo de 2011

Algo peor que un cuchillo

Grita como si su corazón estuviese siendo penetrado por una afilada daga, pero solo es una imagen sensorial.
Es algo peor que un cuchillo, algo da vueltas por su cuerpo, se abre paso entre todos los sectores de su cuerpo, se apodera de toda su complexión, desde el dedo gordo del pie hasta la coronilla, tensiona inconcientemente todos sus músculos. Y lo deja ir, solloza, canta, grita, chilla, llora, lo libera. Raspa el aire con su melodía y por fin, suspira y relaja todo a su paso.
Comienza a respirar pausadamente, entreabre su boca, todo se vuelve más frio pero por fin, es libre.

2 comentarios:

  1. Hola.
    Acabo de conocer tu blog y me encanta.
    Me fascina como escribes :):):)


    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar