20 de diciembre de 2010

Caeras, creeme.

Te encuentras caminando, como siempre lo haces, en un boulevard.
¡Éntiendelo! Parece un juego de niños, como esos que jugabas en el pre-escolar de hacer equilibrio y no caer a los costados, pero éste no es más que pura metáfora.
Volviendo al tema, caminas... lento, o rápido, depende tu ánimo, por el paseo arbolado de entre el boulevard. Ambas calles que lo rodea están transitadas por vehículos a 200 km/h a diferentes manos, pero a ti no te interesa. No quieres saber nada de autos, ni motonetas, ni nada que no sean tus piernas y esa arboleda.
No te interesa la fricción que ejercen esos vehículos que rozan tu piel y hacen volar tus cabellos. No. Lo único que quieres es no caer, seguir caminando siempre por la senda correcta y jamás desviarte.
Entonces es cuando se torna complicado. La pequeña alameda se hace más angosta cada vez y atestada cada vez más de arbustos... Y te encuentras haciendo equilibrio. Colocas ambos brazos estirados a la altura de tu hombro, ¡parece como si caminases en la viga de gimnasia!
Las gotas de sudor poblan tu piel, se confunden con lágrimas de esfuerzo y esmero, pero lo sabes. Si caes a cualquiera de los flancos del boulevard entonces ¡caerás en las trampas del amor!
Es algo confuso, peligras ahí debajo. Los autos te rozan sin razón aparente, amenazan con lastimarte. Van, vienen, vuelven... ¿Quién podría sobrevivir en semejante travesía sin salir herido?
Te engaña, ¡ya has estado allí! Si no te lastiman al principio... entonces cuando más tranquila parece la avenida, cuando crees que podrías recostarte en el medio, y te confías, ahí es cuando una motoneta a 300 km/h te arrolla y no te salvas. Nadie se salva de salir herido del amor, ni siquiera el más fuerte.
Pero no deseas caer, no. No lo deseas pero pronto... ¡se te hace imposible continuar caminando sobre el boulevard! Y caes.
Te rindes y gritas, cegada por las lágrimas ¡ven amor! ¡ven hacia mí! ¡házme arruinar todo como siempre lo hago gracias a tí!

1 comentario:

  1. Hazme arruinar todo como lo hago siempre", es muy buena esa frase y toda la metáfora del texto^^ suerte caroline, besos

    ResponderEliminar